¿Cómo Aseguro la Educación de mis hijos?

En el estudio Retos educativos de la Secretaría de Educación Pública se indica que de cada 100 alumnos que inician la educación primaria solo 14 terminan una carrera profesional.

La deserción se presenta de la siguiente forma: de 100 alumnos que entran a primaria, 22 no la terminan, en secundaria este número aumenta a 32; de los 68 restantes solo egresa de preparatoria 34 de los cuales 21 ingresan a una carrera profesional y de éstos últimos sólo 14 la terminan.

Una de las principales causas de lo anterior es la falta de recursos económicos para solventar el costo que implica la educación superior. Si bien existe la posibilidad de ingresar a una Universidad Oficial, muchos de los estudiantes no se incorporan a ellas por falta de cupo en las mismas, quedándoles sólo la opción de inscribirse en una Universidad Privada.

¿Sabes cuánto cuesta una carrera profesional en Universidades de México?

En el año 2013 la Aseguradora Insignia Life realizó un estudio donde se determinó que en ese año el costo de cursar una carrera en las diversas Universidades establecidas en México oscila entre $ 120,000.00 la más baja y $ 1’000,020.00 m.n. la más alta. Lo anterior dependiendo de la profesión seleccionada, la Ciudad y calidad educativa de la Institución seleccionada.

Para ver este documento has CLIC AQUÍ

En general los padres desean que su hijo esté lo mejor preparado posible para enfrentar los retos que se le presentarán en su vida y en la actualidad una educación profesional es indispensable para ello. Para ello es fundamental, por un lado, incluir su educación como objetivo financiero a largo plazo, y por otro lado, cubrir posibles contingencias catastróficas mediante una póliza de seguro.

Ahorrar para la educación de tus hijo es invertir en su futuro.

Existen en el mercado diversos productos financieros diseñados especialmente para este fin denominados Se-guros Educativos o Educacionales.

Estos instrumentos son un plan de ahorro con un mecanismo para constituir a largo plazo, mediante aportaciones periódicas, un capital cuya finalidad va asociada a las necesidades de la educación de tu hijo y que cuentan a la vez con la protección de un seguro de vida.

En las opciones existentes, en estos planes de ahorro se busca constituir una garantía para los estudios superiores de los hijos, aún cuando los padres fallezcan o resulten impedidos de aportar los recursos económicos, a causa de invalidez por un accidente o enfermedad.

En el caso anterior, con el seguro educativo, el dinero que recibirá el menor asegurado se encuentra garantizado, ya que la institución se compromete a seguir pagando el seguro hasta que el menor alcance los 18 o 22 años de edad, dependiendo del plan contratado y en ese momento la aseguradora entregará el dinero para que el hoy menor continúe sus estudios.

En esta página te ofrecemos información de algunos de los productos de Seguro Educativo de algunas Aseguradoras.

Si deseas obtener mayor información sobre estos temas y productos o deseas que te hagamos llegar una cotización agradeceremos te contactes con nosotros.

Contacto
Cotizar o Solicitar Información Adicional
Regresar